Saltar al contenido

Poemas cortos

Dedicar frases, mensajes y reflexiones está bien, pero ¿qué hay mejor que unos poemas cortos? Son perfectos para cualquier ocasión, poemas de amor, de amistad, tumblr, para papá o mamá, con rimas o para niños.

Al ser poemas cortos y bonitos los puedes compartir en las redes sociales como Instagram o Twitter, pero también en los estados de WhatsApp. Esperamos que encuentres lo que buscas en esta colección de poemas cortos de autor y poesías de desconocidos.

poesias cortas

Poemas de amor cortos

No hay mejor prueba que dedicar un poema para enamorar o algunos de sus versos. Si eres de esas personas a las que le cuesta expresar sus sentimientos, te serán de mucha utilidad.

Te aconsejamos que le escribas una carta a esa persona especial con un verso o poema de amor, también se lo puedas mandar como mensaje de buenos días.

¿Mi tierra?
Mi tierra eres tú.

¿Y mi gente?
Mi gente eres tú.

El destierro y la muerte
para mí están adonde
no estés tú.

¿Y mi vida?
Dime, mi vida,
¿qué es, si no eres tú?

Luis Cernuda

Amar es este tímido silencio
cerca de ti, sin que lo sepas,
y recordar tu voz cuando te marchas
y sentir el calor de tu saludo.

Amar es aguardarte
como si fueras parte del ocaso,
ni antes ni después, para que estemos solos
entre los juegos y los cuentos
sobre la tierra seca.

Salvador Novo

Podrá nublarse el sol eternamente;
podrá secarse en un instante el mar;
y podrá romperse el eje de la Tierra
como un débil cristal.

¡Todo sucederá! Podrá la muerte
cubrirme con su fúnebre crespón;
pero jamás en mí podrá apagarse
la llama de tu amor.

Gustavo Adolfo Bécquer

Mujer, yo hubiera sido tu hijo, por beberte
la leche de los senos como de un manantial,
por mirarte y sentirte a mi lado y tenerte
en la risa de oro y la voz de cristal.
Por sentirte en mis venas como Dios en los ríos
y adorarte en los tristes huesos de polvo y cal,
porque tu ser pasara sin pena al lado mío
y saliera en la estrofa -limpio de todo mal-.
Cómo sabría amarte, mujer, cómo sabría
amarte, amarte como nadie supo jamás!
Morir y todavía
amarte más.
Y todavía
amarte más
y más.

Pablo Neruda

Enséñame,
rehazme
a fondo,
avívame
como quien enciende un fuego.


Rafael Cadena

Vendería mi alma entera por amarte una vez más,
daría lo que no tengo, cruzaría tierra y mar.
La distancia que me aleja, que separa nuestros cuerpos,
no podrá con nuestro amor que es tan puro y verdadero.
Más allá de lo lejano, más allá de todo tiempo,
te amaré musa divina de mí sentir y mis versos.

Si me ves por alguno de tus pensamientos, abrázame que te extraño.

Julio Cortázar

Donde acaba tu boca, ahí es donde empieza la mía.

Mario Benedetti

Algún día te explicaré a besos porque me tiembla el alma cuando tú me miras.

Jorge Muñoz

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía… eres tú.

Gustavo Adolfo Bécquer

Versos y poemas para enamorar sin autor

La siguiente lista de versos de amor románticos son anónimos, pero igual de bonitos.

  • Mi corazón morirá cuando te marches, pues solo tú le haces sentir amor verdadero.
  • Eres bella como rosa, frágil como un clavel, muero por besar tus labios que tienen sabor a miel.
  • De mí sé poco, y de ti únicamente sé que haces magia con solo sonreír.
  • Eres el sueño de mi vida, supera la ficción, un regalo del cielo que tiene loco mi corazón.
  • No te digo algo bonito, te digo algo sincero. Mi cariño es infinito y mi amor es verdadero.
  • Cuando me miraste por primera vez, mi corazón se estremeció. Se asustó mucho, porque ese día descubrió el amor.
  • Tus ojos son luceros, tus labios de terciopelo y un amor como el que siento es imposible esconderlo.
  • Quisiera ser el sol que te ilumina, el aire que respirar, la brisa que te acaricia, pero más que todo eso, quisiera ser… el amor de tu vida.
  • Te amo sin medida, te amo sin razón, eres lo más hermoso que ha llegado a mi vida. La dueña de mi corazón.
  • Busco tu mirada cada nuevo despertar, porque tus ojos bellos son mi felicidad.
  • Ayer te soñé, hoy te conocí, mañana te querré y jamás te olvidaré.
  • Si amarte es un delito, delincuente yo seré, cumpliré mi condena, pero jamás olvidaré.

Poemas cortos para niños y niñas

Los poemas cortos para niños y niñas es una excelente manera de introducirlos en la lectura, incluso como motivación para niños, conforme vayan cumpliendo más edad podrán leer libros de poesía más avanzados, pero para empezar, estos versos que riman te ayudarán con los más pequeños.

  • A mí me gusta el verano, a mí me gusta que haga sol. A mí me gustan los helados de chocolate, fresa y limón.
  • Orejas largas, rabo cortito, corre y salta muy ligerito.
  • La tierra es redonda, igual que un balón, y da muchas vueltas alrededor del sol.
  • Una hojita color rojo de la rama se cayó, porque el viento apurado sopló fuerte y la asustó.
  • Los árboles de mi calle se están poniendo dorados; el otoño de otros años ha vuelto y los ha pintado.
  • Cae una hoja, caen dos o tres, creo que el otoño comienza otra vez.
  • La ballena Elena es gorda y es buena, nada por los mares como una sirena.
  • A las tres de la mañana empecé a escuchar un grillo, andaba muy ocupado afilando su cuchillo.
poemas cortos para niñas
  • A esa mariposa le gustan las rosas, pero solo las rojas, porque son hermosas.
  • Hojita de otro que vuelas y bailas, llévame contigo a donde tú vayas.
  • Si te sientes muy malito, o te ataca algún dolor, dile a mamita que te lleve a visitar al doctor.

La primavera ha venido
nadie sabe cómo ha sido.
Ha despertado la rama
y el almendro ha florecido,
y en el campo se escuchaba
el grito gris del grillo.
La primavera ha venido,
nadie sabe cómo ha sido.

La Primavera ha venido – Antonio Machado

poema antonio machado

Luna, lunerita
de cara crecida,
pareces de plata
de plata fina.
¡Ay, luna, lunera,
carita de miel,
pronto en un cohete
te iremos a visitar!

Elvira Lindo

Los pájaros marchan buscando carlor,
las hojas se caen y cambian de color,
el día es más corto calienta poco el sol,
las setas y uvas, ¡qué ricas son!

El otoño

Cuatro hojitas
muy contentas
colgaditas del laurel.

La primera saltó.
La segunda brincó.
La tercera flotó.

Y la cuarta muy contenta
en el árbol se quedó.

Cuatro hojitas

poemas para niños de primaria

La lluvia, la lluvia
me empieza a mojar…
y el viento que pasa
me quiere empujar.

Abriendo el paraguas
no me mojo más…
y el viento travieso
jugando se va.

Llueve – Anónimo

En su camita de tierra
descansaba la semilla dorada:
algunas gotitas de la lluvia
entraron a despertarla.

El sol se acercó un poquito
y le regaló su calor.
La semilla rompió su traje,
hizo fuera… y se estiró.

Se asomó muy curiosa
y el mundo descubrió.
Así la semilla dorada
en planta se convirtió.

La semilla dorada – Nilda Zamataro

El jardín del colegio
se ha llenado de colores
no sé quien ha traído
todas esas flores.
Me iré a descubrirlo
y a un árbol me subiré
a lo mejor espiando
lo averiguaré
¿Quién es?

La primavera

Si pinto mi cara
con muchos colores
y adorno mi traje
con cintas y flores.
Si canto canciones
y llevo antifaz.
Quédate conmigo
porque es carnaval.

El Carnaval

Silvina la gallina
usa zapatitos de bailarina
se peina y se alista
igual que un artista
y con su copete
se hace un rodete.

Silvina la gallina

Mira las gaviotas
volando en el puerto,
con sus alas blancas
abiertas al viento.
Parecen cometas,
parecen pañuelos.
Son sábanas blancas
que van por el cielo.

Las Gaviotas – Julián Alonso

De amistad

Por último, son también muy importantes para los niños y niñas los poemas de amistad, por eso mismo queremos dejarte unos cuantos por aquí, aunque compartiremos más, te invitamos a que nos visites regularmente o nos sigas en las redes sociales para no perdertelos.

  • Las uvas nacieron verdes y el tiempo las maduró; nosotras nacimos lejos y la amistad nos unió.
  • En el medio del mar suspiraba un delfín, y en ese suspiro decía, amigas hasta el fin.
  • No quiero perlas del mar, ni perfume del oriente, solo quiero tu amistad y que dure para siempre.

La amistad cuando es sincera
supera cualquier barrera,
no le afecta la distancia,
el tiempo o la discrepancia.

Es un lazo que si es fuerte
no lo rompe ni la muerte,
es un tesoro valioso,
muy único y fabuloso.

El amigo da perdón,
alegría y comprensión.
Tu amistad maravillosa
valoro más que otra cosa.

La Amistad – Anónimo

Imágenes de poemas

¿Necesitas unas imágenes de poemas cortos o poesías para compartir en tus redes sociales? También son muy útiles para usarlas en colegios y escuelas.

Poemas tumblr

Los poemas de amor Tumblr son bonitos y románticos, perfectos para mi novio, novia o para mamá. Frases de amor de grandes autores, escritores de libros, pero también de adolescentes y escritores aficionados, ¡disfruta de esta bonita colección de poemas en español para enamorar!

Muchas de estas frases han sido extraídas de libros tumblr y tratan sobre el romance, el desamor, el amor a distancia y el enamoramiento.

  • Mi estrategia es que un día cualquiera, no sé cómo, ni sé con qué pretexto, por fin me necesites.
  • Y verás que esperar no es la mejor forma de ser libre.
  • Solo con mi música, solo con mis letras, sola con mi vida… lejos de mis metas.
  • La mujer en la que te estás convirtiendo te costará personas, relaciones, espacios y cosas materiales; elígela por encima de todo.
  • Luna, ilumina su noche, si tiene miedo y si tiene frío. Y si se siente sola, cuídala y abrázala por mí.
    Por favor, no te enfades de lo que te pido; sabes bien que la quiero como si fuera mi sol.
  • Y si me quisiste un lunes, por favor, no me olvides un viernes.
  • No sabes las ganas que tengo de decirte que vengas a hablar de lo que sea.
  • Con tal de tenerte delante.
    Con tal de mirarte a los ojos.
    Y con tal de todo, pero contigo.
  • Llegó a sentirse tan seguro que dejó de avergonzarse de su figura. Entendió que su belleza no radicaba en sus curvas ni en la copa de su sostén, sino en la fortuna de ser mujer.
  • Ándate con cuidado, que no se entere nadie de que lo pasas bien, que tu vida funciona, y eres feliz a ratos.
  • Hay gente que es capaz de cualquier cosa, cuando ve una sonrisa.
  • He conocido personas que hacen más catástrofes que las mismas guerras.
  • Ella no lo sabía, pero cada noche, al observar las estrellas, pensaba en ella y en sus lunares.